Análisis de botas de fútbol de las principales marcas

Uncategorized

Y parecía un verano tranquilo

Y parecía un verano tranquilo

«Y parecía un verano tranquilo» me contaba el otro día uno de nuestros colaboradores cuando comentábamos la cercanía del cierre del mercado de fichajes. Y es verdad que así lo parecía. Muchos pensábamos que sólo la Premier League tenía dinero y opciones de realizar grandes operaciones durante este verano post o aun no post-pandemia.

Tras la eurocopa el mercado apenas se había movido pero al comienzo de los Juegos Olímpicos se desató la locura que terminó anoche a las 23:59:59

Anoche se cerró el mercado de fichajes más movido y alocado que recordamos y que seguramente no volveremos a ver en mucho tiempo. Un mercado en el que varias de las principales estrellas futbolísticas del planeta han cambiado de camiseta.

Tras el intento fallido de la creación de la Superliga Europea el propio Florentino Pérez auguraba pérdidas millonarias de la mayoría de grandes clubes y la ruina de otros muchos. Pues ha sido precisamente la ruina de uno de los grandes de Europa, incapaz de mantener a su jugador estrella la que ha desencadenado un terremoto de fichajes que en las últimas semanas ha afectado a varias de las principales estrellas del fútbol mundial.

El terremoto se desencadenó a principios de agosto cuando se anunciaba que Leo Messi no podría cumplir su deseo de seguir en el Barcelona, y tras una emotiva rueda de prensa anunciaba su adiós al equipo con el que lo ha logrado todo en su carrera. Unas horas después se anunciaba su acuerdo con el PSG para las dos próximas temporadas (2023) con opción a una más. Una nueva etapa en la que lucirá el número 30 en su nueva camiseta del Paris Saint Germain.

Messi con la camiseta del PSG

Semanas después se desataban los rumores que juntaban a las dos grandes estrellas de la última década en el PSG. Algunos medios apuntaban que Cristiano Ronaldo dejaría la Juventus y acabaría con Messi y Neymar en una delantera de ensueño en París. Finalmente, los rumores y Cristiano se fueron a Manchester, al United, el club con el que se hizo grande entre el 2003 y el 2007.

 

Las dos grandes súper estrellas de los últimos años cambian en poco más de tres semanas de equipo y liga. Una de los jugadores que está llamado a ser una de sus sustitutos hace lo propio.
Y la tercera estrella no se ha movido porque su Jeque no ha querido. Hablamos de Mbappe, por cuyo fichaje en último año de contrato Florentino Pérez ofrecía en nombre del Real Madrid 200 millones de euros que el PSG no ha aceptado y que por tanto abre la puerta al jugador a negociar a partir del 1 de enero con quien quiera y a irse gratis el próximo verano. Un Madrid que movió ficha a última hora fichando a otra joven perla francesa: Camavinga.

Pero quizás lo más llamativo del mercado este verano ha sido la debilidad financiera del Fútbol Club Barcelona quien no sólo apenas ha fichado nombre de relevancia para su equipo (Agüero y poco más) sino que ha dejado salir GRATIS a Messi y a última hora de ayer a Griezmann quien regresa al Atlético de Madrid cedido dos temporadas con opción de compra obligatoria (de 40 millones de euros) a la disciplina rojiblanca cumpliendo el deseo de Simeone, que ya intentó ficharle en junio. Otro año más, el FCB refuerza a sus rivales directos casi gratis.

Comentar